La Quiebra Personal

"La Quiebra Personal" es generalmente considerada como el último recurso de un deudor dado que las consecuencias son de larga duración y los resultados difíciles de alcanzar. Una declaración de quiebra figurará en sus registros de crédito por un período de 10 años. Esto le presentará dificultades para la obtención de crédito, la compra de una casa, el otorgamiento de seguros de vida o en algunas oportunidades para obtener un empleo. Sin embargo, la quiebra o bancarrota es un procedimiento legal que ofrece la oportunidad de comenzar nuevamente a las personas que no pueden afrontar sus deudas. Las personas que siguen las reglas de quiebra reciben, a través de una orden de la Corte, un descargo en el que se establece que no podrán pagar determinadas deudas.

Existen dos tipos primarios de quiebra personal: las quiebras cubiertas por el Capítulo 13 y las del Capítulo 7. Cada una debe ser presentada ante una corte federal que trata los asuntos de quiebras. El cargo a pagar para el pedido de un descargo de pago por quiebra es de $160, compuesto de un cargo por presentación de $130 y un cargo administrativo de $ 30. Los honorarios del abogado son adicionales.

Las quiebras bajo el Capítulo 13, permiten la conservación de ciertos bienes a las personas con ingresos estables fijos, como por ejemplo una casa hipotecada o un automóvil, que de otra manera hubieran sido perdidos. En este Capítulo se contempla que la corte apruebe un plan de repago de la deuda que le permita utilizar sus futuros ingresos para el pago del monto adeudado dentro de un período de entre tres y cinco años en vez de perder sus bienes. Luego de haber efectuado todos los pagos previstos por dicho plan, usted recibirá un descargo de sus deudas.

La quiebra contemplada por el Capítulo 7, conocida como quiebra directa, envuelve la liquidación de todos los activos o bienes que no estén exentos. Los bienes exentos pueden ser automóviles, herramientas de trabajo y mobiliarios básicos de la vivienda. Parte de sus bienes serán vendidos por un oficial designado por la corte o reintegrados a sus acreedores. Usted puede recibir un descargo de deudas, a través del Capítulo 7 solamente una vez cada seis años.

Ambos tipos de quiebra le permitirán deshacerse de las deudas no garantizadas y detener ejecuciones, incautaciones o confiscaciones, emplazamientos, cortes de suministro de servicios y actividades de cobradores de deuda. Ambas quiebras disponen exenciones que permiten a las personas la conservación de determinados tipos de activos, los montos de estas exenciones pueden ser variables. Tenga en cuenta que la quiebra no implica la falta de responsabilidad en el pago de alimentos o pensiones por un cónyuge o hijo, multas, impuestos y algunas obligaciones de préstamos para estudiantes. Asimismo, a no ser que usted cuente con un plan de repago de su deuda, bajo el Capítulo 13, la declaración de quiebra no le permite la conservación de sus bienes en el caso de que su acreedor posea una hipoteca impaga o un derecho de retención sobre la misma.

Consultas Gratis 1-866-647-3383 Tel: 1-866-MIS-DEUDAS